miércoles, 28 de octubre de 2015

Con F de ¿Final?.


La Luna es mi compañera ahora estas noches frías de otoño. La soledad me abraza e intenta unir los pedazos de un corazón roto.



No reprocho nada, pero tampoco mi corazón puede entender.


Mas me gustaría poder volver al pasado,


antes de que todo esto sucediera.

No entiendo la situación...


Una ultima vez te pido,

esa oportunidad que te suplique...


Luego el tiempo dirá que hacer.


No reprocho nada. Porque no hubo mal en ti en ningún momento. La confianza que me diste hizo crecer en mi la esperanza. Bendita locura... ojala pudiera ir al pasado para vivir aquellos tiempos, aquellas noches y aquellos amaneceres con tu sonrisa.

Siempre esperé que alguien me sacara de aquel pozo sin fondo. Sin buscar apareciste en mi vida y no me lanzaste una cuerda para subir, abriste la puerta que nunca vi frente a mi. Sentí tanta confianza que el miedo desapareció, permitiendo que mi mente soñara un un mañana cada vez más feliz.



Dicen que cuando uno se enamora entiende las canciones de amor. No entendía todas, pero si que entiendo ahora varias canciones (ecos, ahogándome en tu adiós, vivir o morir, i`ll come back for you... ) ojala me enviaras ahora un audio con tu voz cantando canciones llenas de esperanzas.



Pensar en ti y recibir un mensaje tuyo, a pesar de que todo esta perdido por una estúpida decisión, hace que mi corazón lata vivo y mi cerebro piense en la esperanza.





No reprocho nada, pero no puedo evitar soñar con tu voz, tu sonrisa, tu mirada de esperanza...


Dicen que si el corazón pensara dejaría de latir. Pero tu y yo sabemos que el corazón no entiende de pensar, toma decisiones por si mismo. Es a quien escuchas cuando tomas la decisión, al cerebro racional, o al corazón esperanzador y soñador.



No me queda mas que ahogar las penas en la almohada, dejando que el miedo y el vació arañe mi interior. Haciendo que el pasado me haga daño pues nunca entendí ni entenderé. Me ahogare en el recuerdo, sonará las sirenas en esta triste habitación, puede que el silencio te destrone mientras el vacío me devora y haya un abismo entre nosotros. Los miedos me arañan por dentro y no ayudas a entender el porque...

Contigo he aprendido que un día puedo volar alto, pero mañana no. Puedo ser millonario, no en dinero sino en emociones vividas, pero mañana no sé que me quedara. Ayer sentí el calor, calor de un sentimiento no pasional pero si de un inicio dulce, cálido y agradable. Mañana solo sentiré el frío a mi alrededor.

Dices que quien te asegura tener un futuro feliz. Yo ahora me hago la misma pregunta y no se la respuesta.
¿En quien debo confiar? ¿a quien debo dar lo poco que me queda sin destrozar? ¿a quien confío tanto y a la vez tan poco por recuperar lo perdido?.

No reprocho nada. Pero como dijo S. Teresa "vivo sin vivir en mi, y tan alta vida espero, que muero porque no muero". Ahora entiendo esa frase... solo pido a Dios, a la Luna que me escucha cada noche y me abraza en mis llantos junto a la soledad... que me devuelvan aquella felicidad, aquella confianza, aquella bendita inocencia, aquella esperanza.

Luna mía, tu me conoces mas que nadie.
Inclínate para escucharme si hace falta pero, 
Te lo suplico por favor...
Oye mi oración. Devuélvemelo...







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada